Votaciones en Nicaragua: Un proceso ilegal e ilegítimo

Se acaba de presenciar un proceso electoral que no cumplió con los estándares internacionales de calidad electoral. Se violó la Constitución Política y la Ley Electoral nicaragüense, así como los convenios internacionales en materia de derechos humanos y políticos firmados y ratificados por el Estado de Nicaragua. Por tanto, los resultados de estas elecciones no gozan de la legitimidad y legalidad que los nicaragüenses exigimos previamente.

Un día antes de las votaciones se realizó una redada por parte de agentes de la policía del régimen, contra opositores. Más de 20 nicaragüenses fueron arbitrariamente e ilegalmente encarcelados; entre ellos, líderes y dirigentes municipales y enlaces territoriales de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. De igual forma, esa noche se reportaron asedios, hostigamiento, acoso, amenazas y vigilancia por parte de la policía y grupos afines al gobierno contra ciudadanos opositores en todos los municipios de Nicaragua. Estas actividades represivas por parte del régimen continuaron este 7 de noviembre.

Al iniciar la jornada de votaciones, se hizo sentir la poca participación del pueblo nicaragüense, aunque se reporta que el partido de gobierno coaccionó a trabajadores del Estado y beneficiarios de sus proyectos sociales, para que asistieran a votar.

Durante la jornada de votaciones se reportó que militantes y funcionarios del partido de gobierno, movilizaron a la ciudadanía a los Centros de Votación; abusando de los recursos del Estado. Se violó el silencio electoral, pues militantes y funcionarios del partido de gobierno; realizaron campaña y llamaron a votar por su partido desde las casas de operación y en los medios de comunicación propiedad de los hijos de la pareja, medio estatal y del partido.

Se recibió denuncias de que en las juntas receptoras de voto una amplia mayoría de miembros de mesa y fiscales eran militantes del FSLN, incluso aquellos que decían representar a otros partidos (PLC, PLI, ALN, APRE y CCN). Lo mismo sucedió con los coordinadores de los Centros de Votación, los policías electorales, los jefes de zona y los jefes de ruta electoral. Por no mencionar que desde inicios del proceso electoral se ha denunciado que el Consejo Supremo Electoral está controlado por el régimen en sus estructuras de mayor jerarquía como son los magistrados electorales y las estructuras intermedias como son los Consejos Electorales Regionales (CER), Consejos Electorales Departamentales (CED) y los Consejos Electorales Municipales (CEM).

Felicitamos al pueblo nicaragüense que decidió no avalar el montaje del Consejo Supremo Electoral quedándose en sus casas. Un pueblo que demuestra su civismo y necesidad de expresión democrática esperara a tener la opción más viable para la democracia, la libertad y la justicia para salir masivamente a votar. La Alianza Cívica no cesará de sus esfuerzos por buscar una salida cívica, pacífica e institucional a la grave crisis de derechos humanos que vive Nicaragua.

Comparte en:

Publicaciones Recientes

Nicaragua está hecha para la libertad

El 10 de enero de 2022 pasará a la posteridad como uno de los días más nefastos de la historia de Nicaragua. Con el rechazo del pueblo nicaragüense, la comunidad internacional y, violando el ordenamiento jurídico nacional e internacional, la dictadura Ortega-Murillo reafirma un período más para su proyecto de destrucción nacional. Sin embargo, hoy […]

Este 2021 finaliza con un saldo doloroso; pero, seguiremos resistiendo

El año 2021 finaliza con un saldo doloroso para el pueblo nicaragüense: victimas sin justicia, cientos y miles de perseguidos, exiliados y presos políticos, entre ellos; líderes y miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. La arremetida de la dictadura Ortega-Murillo durante el contexto electoral no hizo más que profundizar la […]

Nicaragua entera clama “¡Deja a mi pueblo en libertad!”

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia inicia hoy, por tercer año consecutivo, la campaña “Navidad sin presas ni presos políticos”, con la que demandamos la liberación definitiva y con garantías de más de ciento sesenta nicaragüenses privados de libertad por exigir una Nicaragua justa y democrática. Invitamos al pueblo de Nicaragua, organismos […]