Siempre abril: cuatro años de lucha

A cuatro años de abril, las demandas siguen siendo las mismas: justicia para las víctimas, libertad y democracia para el pueblo. Mientras en Nicaragua siga reinando la injusticia, la impunidad, la represión y el autoritarismo, la negación de los derechos históricos de los pueblos indígenas y afrodescendientes, la lucha del pueblo seguirá teniendo vigencia. Nuestra historia demuestra que los nicaragüenses no podemos acostumbramos a vivir en la opresión.

En la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia seguiremos luchando contra este régimen que ha llenado de dolor a Nicaragua. Reiteramos nuestras principales demandas; que son la liberación de todos los presos políticos, el cese de todas las formas de represión, la revocación de todas las leyes que restringen los derechos fundamentales de los nicaragüenses, el retorno de los organismos internacionales de derechos humanos y la realización de unas elecciones libres; previo reformas electorales que permitan la transición hacia una Nicaragua con justicia y democracia.

Cada conmemoración de los días de abril que movilizaron a cientos de miles de nicaragüenses nos convoca a reafirmar nuestros compromisos con Nicaragua. Durante esos días, vimos un derroche de solidaridad, patriotismo y amor por el país, en las multitudinarias marchas y plantones que se realizaron a lo largo de todo Nicaragua. La resistencia del pueblo nicaragüense en estos cuatro años ha sido admirable a pesar de la embestida criminal de los Ortega y Murillo. A medida que pasa el tiempo la dictadura se desgasta y descompone de manera más profunda como lo muestra el creciente descontento a lo interno de sus filas. La represión es su único sostén, pues solo así pueden garantizar su permanencia en el poder.

La dictadura de Ortega y Murillo sigue hundiendo al país en la corrupción, la pobreza y la inseguridad. Con la dictadura en el poder no hay desarrollo social y económico posible. Al mismo tiempo sigue aislando a Nicaragua, en especial del mundo democrático y desarrollado, para unirnos a un club de los países autoritarios que solo ofrecen miseria y represión a sus pueblos.

El pueblo nicaragüense prevalecerá porque su causa es justa. Abril sigue en nuestra memoria y no podrá ser borrado, aunque el régimen haga todo lo posible por aplastar todo lo relacionado con esas jornadas de lucha.

¡Libertad para todos los presos políticos! ¡Justicia para las víctimas! ¡Democracia y libertad para Nicaragua!

Comparte en:

Publicaciones Recientes

Nuestra solidaridad con los miembros y familiares de Unamos

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia condena las recientes detenciones ilegales y arbitrarias de ciudadanos y familiares de opositores pertenecientes a la organización política Unión Democrática Renovadora. Esta escalada represiva representa un signo de perversidad, que al no encontrar a los objetivos de su cacería; encarcelan a miembros de su entorno familiar. […]

Si ellos resisten y siguen firmes; nosotros también seguiremos en la lucha

Esta semana la dictadura de Ortega y Murillo está exhibiendo con fines propagandísticos a los presos políticos que ha mantenido injustamente encarcelados por más de un año. Con estos actos, está pretendiendo humillarlos, pero ha conseguido lo contrario; pues los presos políticos han dado lecciones de resistencia y dignidad que han esperanzado y moralizado a […]

Condenamos el traslado arbitrario de monseñor Rolando Álvarez y miembros de la diócesis de Matagalpa

Después de 15 días de arresto domiciliar de hecho, en horas de la madrugada, la dictadura de Ortega y Murillo ha llevado a cabo oficialmente el arresto arbitrario de Monseñor Rolando Álvarez Lagos y de siete miembros de la Diócesis de Matagalpa. Este arresto tuvo por objetivo evitar un respaldo masivo de la ciudadanía católica […]