Régimen rechaza la salida cívica y pacífica

El anuncio hecho público por uno de los testigos y acompañantes de la negativa del régimen de continuar la Mesa de Negociación con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, una vez más puso en evidencia el desprecio de Ortega al pueblo de Nicaragua al negarse a dar la cara e informar de una decisión de gran trascendencia que afecta negativamente a toda la ciudadanía.

Ante el asesinato del reo político Eddy Montes, estando bajo custodia del régimen, que evidenció la gravedad del reiterado incumplimiento de los acuerdos alcanzados, la Alianza Cívica en su comunicación del 20 de mayo anunció su retiro temporal de la mesa de negociación. En la misma, expresó su confianza en el diálogo como mecanismo de solución a la profunda crisis que atraviesa el país, la que se vio respaldada por la resolución de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) del 28 de junio que demanda al gobierno el cumplimiento total de los acuerdos y su disposición “de fomentar un diálogo serio, de buena fe, efectivo y sincero” entre el gobierno y la Alianza Cívica.

Ortega no solo continúa ignorando la voluntad mayoritaria de los nicaragüenses para una salida pacífica, cívica, negociada y democrática, sino también confronta a la comunidad internacional, incluida la misma OEA. Estos actores nacionales e internacionales, ven en la negociación con la Alianza Cívica la única vía viable para superar las graves alteraciones del orden democrático que el régimen ha provocado.

La unilateralidad y los intentos de reformas con actores cuestionados por la sociedad nicaragüense, y fuera de la Mesa de Negociación, no pueden generar la confianza y la credibilidad necesaria para que mediante elecciones realmente democráticas, los nicaragüenses podamos escoger al gobierno que asegure la democratización del país, la recuperación económica, una verdadera reconciliación, verdad, justicia, reparación y no repetición.

Ante este nuevo reto del régimen, invitamos a todas las fuerzas democráticas del país a potenciar los esfuerzos de unidad y organización para continuar la lucha cívica y pacífica y lograr el cambio de gobierno por la vía democrática y a rechazar los intentos de querer imponer una reforma electoral cosmética, prebendaria y excluyente que facilite la continuidad del régimen en el poder.

Agradecemos el apoyo de los miembros de la comunidad internacional, que ya han expresado su preocupación por el rechazo a la negociación y les reiteramos nuestra disposición de cooperar en las gestiones que vienen desarrollando, manteniendo una atención y seguimiento cercano al deterioro de la situación e incremento de las violaciones de derechos humanos, de la represión y restricción de derechos ciudadanos.

Comparte en:

Publicaciones Recientes

Día internacional de los pueblos indígenas: en Nicaragua nada que conmemorar

Saludamos la conmemoración del Día internacional de los pueblos indígenas el 9 de agosto, particularmente a los pueblos indígenas del pacífico, centro, norte y costa caribe, que, al ser los primeros pobladores de la nación, con su cosmovisión, cultura, lengua, tradiciones nos han heredado prácticas y fortaleza al mantener su identidad y la relación armoniosa […]

Exigimos el cese al hostigamiento y persecución contra la Iglesia Católica y contra defensores de derechos humanos

El atentado ocurrido el 31 de julio contra la Capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral, el asalto a la Capilla Santa Lucía, también Managua, y múltiples otros ataques constituyen actos terroristas. Estos actos, contra la Iglesia Católica como una política represiva por parte de la dictadura evidencian la vulnerabilidad a la que […]

Anunciamos resultados de elecciones internas

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia en seguimiento y en estricto apego a lo estipulado en sus Estatutos procedió a elegir al nuevo Consejo Ejecutivo, Coordinación de Comisiones y Coordinación de la Alianza Cívica, quedando conformado de la siguiente manera: Por el sector gremial laboral, Anely Pérez Molina. Por el sector político, […]