Por Nicaragua, mantenemos la vocación de diálogo y negociación

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia rechaza las declaraciones de Ortega el día de ayer, en la que dio a entender que ha cerrado las puertas a la negociación, que realizará reformas unilaterales a la ley electoral y que las elecciones serán en noviembre del 2021. Estas posiciones sólo alejan la posibilidad de la búsqueda y el encuentro de una solución pacífica y negociada a la profunda crisis sociopolítica que vive nuestro país.

Las expresiones de Ortega van en contra de la resolución de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) del 28 de junio de fomentar un diálogo serio, de buena fe, efectivo y sincero. Respondiendo a esta resolución la ACJD expresó públicamente y en comunicación fechada el 18 de julio, dirigida al Canciller Denis Moncada, su disposición a continuar la negociación para buscar solución a la profunda crisis que sufre el país.

La retórica desafiante y agresiva solo expone al país a recrudecer la crisis, por cuanto muestra intransigencia a la búsqueda dialogada, en contraste con los múltiples llamados de la Alianza Cívica de retomar las negociaciones. Las exhortaciones al diálogo por parte de la Alianza han sido atendiendo el deseo de las amplias mayorías del país que anhelan una solución pronta a la crisis y el llamado de la comunidad internacional.

Con cerrarle la puerta a la negociación, al régimen sólo le quedaría la opción de aislar a Nicaragua del mundo y el recrudecimiento de la crisis social y económica. Con alargar el proceso hasta el 2021, sólo aumentará la crisis económica y los efectos desbastadores para la ciudadanía.

El anuncio de reformas electorales unilaterales está encaminado a realizar cambios cosméticos al sistema que no le brindarán ninguna legitimidad al proceso. Si las reformas se realizan fuera del contexto de la Mesa de la Negociación, carecerán de cualquier tipo de credibilidad a nivel nacional e internacional, como carecerán de credibilidad los resultados electorales que de estas reformas resulten.

La Alianza mantendrá siempre la voluntad de diálogo y negociación como la única salida a la actual crisis, y afianzará el trabajo por la unificación de todas las fuerzas democráticas de Nicaragua.

Comparte en:

Publicaciones Recientes

Solidarios con la Unidad Sindical Magisterial

Un sector altamente expuesto por la falta de medidas por parte del régimen está siendo los miles de docentes y personal de apoyo del sistema de educación pública. Nicaragua es el único país del continente en no suspender las clases y fue uno de solo 3 países en el mundo de no haberlas suspendido. En […]

Sanciones personales son autoimpuestas por violaciones a derechos humanos

Las sanciones de hoy de los Estados Unidos a Julio César Avilés, jefe del Ejército y a Iván Acosta, Ministro de Hacienda y Crédito Público, constituyen un respaldo a la lucha de la ciudadanía nicaragüense por la democracia y el respeto a los derechos humanos. Son, en esa misma medida, un contundente golpe a la […]

Indefensión ciudadana

Una vez más denunciamos ante la comunidad internacional, a la Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Panamericana de la Salud (OPS) y organismos mundiales de Derechos Humanos la grave situación que está padeciendo el pueblo de Nicaragua. Una vez más denunciamos al régimen Ortega Murillo que sigue minimizando la pandemia, y sigue sin tomar […]