Nuestra respuesta ante la pandemia del Coronavirus en el país

Nicaragua, al igual que el resto del mundo, está viviendo la pandemia del coronavirus. La indolencia con la que actúa la dictadura de Ortega-Murillo al ocultar información y al querer imponer a la ciudadanía nicaragüense un ambiente de seguridad y normalidad, contradice cualquier lógica o protocolo de atención en la materia.

La dictadura ha mostrado que no cuenta con una estrategia de prevención, ni de atención frente al coronavirus. La precariedad del sistema de salud público con el que contamos, y la discrecionalidad de la información estatal no permite saber con claridad el nivel de preparación del Ministerio de Salud (MINSA). Se han observado mínimas acciones preventivas de parte del Estado.

El régimen sigue llamando a actividades masivas y aglomeraciones de personas, no se cierran fronteras, se da muy poca información sobre las medidas básicas para evitar el contagio a la población, y no se provee al personal de salud del material necesario para su protección. Se carece de un llamado a la sociedad de quedarse en sus casas para contener la pandemia. Las escuelas siguen recibiendo cientos de niños y niñas y las universidades y demás instituciones públicas del país no aplican medidas de prevención.

La Coalición Nacional exige al régimen las siguientes acciones, en concordancia con las recomendaciones hechas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las medidas tomadas por los demás países del mundo y que han tenido importantes resultados:

  1. Suspender eventos masivos o de aglomeraciones de gentes, de cualquier índole (política, cultural y social).
  2. Enviar a sus casas con subisdio a empleados públicos y privados mayores de sesenta años, mujeres embarazadas, y personas con enfermedades crónicas o con inmunodepresión.
  3. Crear un Programa especial para prevenir contagios en las instituciones del Estado.
  4. Suspender el trabajo en instituciones estatales no imprescindibles.
  5. Autorizar el acceso de insumos básicos de limpieza (jabón, alcohol gel, etc.) a presos y personas privadas de libertad. Protección especial a los asilos y hogares de ancianos.
  6. Liberación de todas las personas privadas de libertad valetudinarias. Crear un Programa de protección en las cárceles.
  7. Suspender todas las actividades recreativas presenciales en el marco de la Semana Santa.
  8. Cerrar centros, plazas comerciales, bares y lugares recreativos a las 9 de la noche, a fin de mitigar los escenarios de contagio.
  9. Cerrar temporalmente fronteras terrestres, aéreas y marítimas, con excepción del transporte de carga de bienes esenciales, medicamentos y alimentos.
  10. Asegurar el suministro diario de agua potable y segura en barrios y comunidades.
  11. Eliminar los impuestos en los productos de higiene y limpieza y facilitar su importación.
  12. Agilizar los trámites de importación de reactivos y medicamentos necesarios.
  13. Suspender las clases en escuelas y universidades por un mes.
  14. Disminuir las tarifas de agua, energía eléctrica y los precios del combustible, conforme la reducción de los precios del petróleo y suspender por tres meses los cortes de servicio de agua y energía eléctrica domiciliares.
  15. Prorrogar el cobro del Impuesto de Bienes Inmueble (IBI) por tres meses, con reprogramación una vez que la OMS de por finalizada la declaración de pandemia.
  16. Asegurar que las clínicas previsionales del INSS estén listas para la atención. Asegurar transferencias el Presupuesto general de la república al INSS, para garantizar el subsidio de los trabajadores afiliados afectados por la pandemia.
  17. Transparentar la información pública del MINSA sobre la evolución de la pandemia.
  18. Prorrogar automáticamente por seis meses todas las pruebas de supervivencia, para que los jubilados del INSS y pensionados no tengan que salir a estas gestiones.
  19. Proveer a los trabajadores de salud de equipos de protección física adecuados, apegados a estándares internacionales.
  20. Dotar de suficientes reactivos a los hospitales privados y clínicas previsionales y tramitar con rapidez las pruebas.
  21. Congelar temporalmente el cobro de los créditos hipotecarios, personales, tarjetas de crédito, capital de trabajo y de emprendimiento a familias con personas afectadas.
  22. Crear Programa de respaldo a las empresas para sostener los empleos.

A estas medidas, deberían sumársele otras de acuerdo al contexto y a la necesidad de aliviar situaciones específicas de la crisis de salud que enfrentamos.

Esta pandemia se da en un contexto de dictadura, en donde las demandas vinculadas a los derechos humanos, se hacen más urgentes. Entre ellas, mencionamos:

  1. El cese total de la represión y el respeto pleno a los derechos humanos de la población nicaragüense, es garantía absoluta para ejercer protocolos de prevención y atención.
  2. El derecho a la salud y atención de todas las personas, sin discriminación política alguna.
  3. La absoluta e inmediata libertad de la totalidad de presas y presos políticos, en condiciones ahora más vulnerables. Y la atención a las condiciones de hacinamiento e insalubridad de todos los reos comunes, con alta exposición al contagio propio y de sus familiares.
  4. La demanda del retorno seguro de las personas en exilio forzado y en condiciones de precariedad fuera de su país.
  5. El derecho al acceso de la información para que los medios y periodistas independientes puedan informar a la ciudadanía sin que sus vidas corran riesgos.

Desde la Coalición Nacional crearemos un Comité de Emergencia compuesto por profesionales y expertos en salud, finanzas, economía, social y leyes que contribuyan a evaluar la situación de la epidemia y las medidas a impulsar en ese marco. Estaremos brindado recomendaciones sectoriales y gremiales, para que de la mano con la ciudadanía podamos prevenir y vencer el coronavirus.

Cada día es crucial. Mientras el Estado toma las medidas pertinentes, la ciudadanía debe quedarse en sus casas en la medida de lo posible, respetar el distanciamiento físico y el lavado de manos frecuente.

Comparte en:

Publicaciones Recientes

Solidarios con la Unidad Sindical Magisterial

Un sector altamente expuesto por la falta de medidas por parte del régimen está siendo los miles de docentes y personal de apoyo del sistema de educación pública. Nicaragua es el único país del continente en no suspender las clases y fue uno de solo 3 países en el mundo de no haberlas suspendido. En […]

Sanciones personales son autoimpuestas por violaciones a derechos humanos

Las sanciones de hoy de los Estados Unidos a Julio César Avilés, jefe del Ejército y a Iván Acosta, Ministro de Hacienda y Crédito Público, constituyen un respaldo a la lucha de la ciudadanía nicaragüense por la democracia y el respeto a los derechos humanos. Son, en esa misma medida, un contundente golpe a la […]

Indefensión ciudadana

Una vez más denunciamos ante la comunidad internacional, a la Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Panamericana de la Salud (OPS) y organismos mundiales de Derechos Humanos la grave situación que está padeciendo el pueblo de Nicaragua. Una vez más denunciamos al régimen Ortega Murillo que sigue minimizando la pandemia, y sigue sin tomar […]