¡La Coalición va!

El 25 de febrero de 1990, la inmensa mayoría de nicaragüenses votó para devolver la paz a Nicaragua, acabar la guerra sangrienta que trajo tanto dolor a las familias nicaragüenses y abrir las puertas a la reconstrucción democrática y pluralista del país, para superar el desempleo y la pobreza que aún afecta a la ciudadanía nicaragüense. Treinta años después perseveramos en nuestro sueño de democracia, justicia, paz y libertad, que ha sido cercenada por la ambición desmedida, la sed de poder, la intolerancia, el odio, la represión y la corrupción.

En abril de 2018, la mayoría de nicaragüenses nos volcamos a la calle en una rebelión cívica para rechazar el desprecio por el medio ambiente, el maltrato a los ancianos, mujeres y niños, el colapso de la seguridad social, la corrupción, la discriminación, el abuso de poder, el nepotismo, el tráfico de influencias y el control de las universidades.

Nos volcamos a las calles por el asesinato a centenares de compatriotas, la persecución y hostigamiento en los barrios, la violencia, los crímenes en el campo, el despojo a miles de indígenas, afrodescendientes, campesinos, productores de sus propiedades privadas y comunitarias, el fraude electoral, los impuestos excesivos, la ausencia de instituciones democráticas y de un Estado de Derecho, lo que ha provocado el exilio a miles de nicaragüenses y condenado a miles más al desempleo, la falta de ingresos y la pobreza. La juventud nicaragüense nuevamente ha escrito una página gloriosa de la historia de lucha contra la tiranía y ha pagado un precio elevado por ello.

Desde abril de 2018, estamos unidos en lucha y resistencia, pese a la represión, los crímenes de lesa humanidad y la persecución. Al igual que entonces, debemos continuar unidos, esta vez de forma organizada, en cada comarca, barrio, municipio, departamento y región. Una organización donde cabemos todas y todos para reconstruir la Nicaragua que tanto anhelamos.

A través de esta proclama nos comprometemos a continuar trabajando en la construcción de una Coalición Nacional plural, incluyente y participativa, con representación democrática, justa y ponderada de todos, donde cada nicaragüense que lucha contra la dictadura tiene un espacio. Nos une la bandera azul y blanco, y para reconstruir Nicaragua es indispensable desterrar la dictadura del poder y de nuestra cultura.

En esta Coalición tenemos un propósito, una visión compartida de país, con principios y valores éticos que comprometen a sus miembros a deponer intereses particulares y trabajar por una Nicaragua con libertades, justicia, seguridad, prosperidad y en democracia. Una Coalición Nacional que practique una nueva forma de hacer política, dejando atrás los vicios de la reelección y el caudillismo que tanto daño han causado al país y a su sufrido pueblo.

En unidad somos más fuertes. En unidad hemos logrado sacar a más de mil nicaragüenses de las cárceles y sacaremos a los que aún quedan secuestrados. Hemos logrado aislar a la dictadura a nivel internacional y la hemos acorralado dentro del país. En coalición lograremos el retorno seguro de los exiliados, el desmantelamiento del estado policial, el respeto de la autonomía universitaria y el reingreso de los estudiantes expulsados, el respeto de la propiedad privada y comunitaria, así como de las formas tradicionales de gobierno en las comunidades indígenas y afrodescendientes, la generación de empleo digno, el respeto a los derechos humanos de todas y todos, y la creación de oportunidades para la ciudadanía.

Quienes aquí firmamos nos comprometemos a poner todo nuestro empeño para buscar a la ciudadanía y organizaciones que faltan para unir esfuerzos, y conformamos una mesa multilateral que nos permita construir con reglas claras, justas y transparentes un diseño de la Coalición Nacional, inspirados en el triunfo logrado aquel 25 de febrero de 1990 y comprometidos con las víctimas del régimen, para provocar el nuevo y definitivo nacimiento de la democracia, para el bien de todas y todos los nicaragüenses, así como el bienestar de las futuras generaciones.

Es el momento de Nicaragua primero, aquí y ahora.

Firman,

Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia
Unidad Nacional Azul y Blanco
Movimiento Campesino
Partido de Restauración Democrática
Fuerza Democrática de Nicaragua
Partido Liberal Constitucionalista
Yátama

Comparte en:

Publicaciones Recientes

Alianza Cívica declara alerta nacional política

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia declara Alerta Nacional Política ante una serie de acontecimientos que se han venido acumulando en los ultimados días y que a continuación señalamos: 1.- La escalada represiva de violencia policial contra ciudadanos opositores y miembros de nuestra Alianza, luego de la protesta nacional con papeletas exigiendo […]

Alianza Civica condena intimidación fiscal en contra de empresas

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia condena la campaña de intimidación y terrorismo fiscal en contra de empresas por parte de la Alcaldía de Managua.  Han sido numerosos los casos de empresarios y empresarias que han sido amenazados con cárcel si no pagan abusivos cobros y multas.   En particular nos solidarizamos con […]

Doctora María Asunción Moreno se incorpora a la Alianza Cívica

Como parte de nuestro proceso de fortalecimiento hemos procedido a la incorporación de la Dra. María Asunción Moreno Castillo como nueva integrante propietaria del Pleno de la ACJD por parte del sector académico. La Dra. Moreno tiene un Doctorado en Derecho por la Universidad de Alcalá, España y es especialista en Derecho Constitucional y Ciencias […]