Hacemos nuestra la demanda de los pueblos indígenas y afrodescendientes por una Autonomía regional real

Saludamos a los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de la Costa Caribe nicaragüense, que arriban a 32 años de Autonomía Regional. El proyecto de autonomía es el resultado de las luchas de los pueblos que tuvieron que ofrendar sus vidas para un bien común, lograr un gobierno propio según sus usos, costumbres y tradiciones, con el manejo adecuado de sus recursos naturales, la revitalización de sus identidades, y la exigencia de respeto a su diversidad étnica, política, económica, social, cultural, donde la tierra y el territorio constituyan elementos fundamentales de sus medios de vida presentes y futuros. Este sueño aún no se materializa.

Actualmente las invasiones ilegales de colonos armados, ha provocado asesinatos, secuestros, lesiones de líderes y comunitarios, y desplazamiento forzoso a las comunidades de sus territorios, estas situaciones constituyen elementos fundamentales del etnocidio cultural latente, de la flagrante violación de sus derechos humanos y la extinción sistemática de sus medios de vida. Además, ha provocado la deforestación 1.5 millones ha de bosque en los últimos 10 años en territorios indígenas y las reservas de Bosawás e Indio Maíz.

El régimen a su vez ha impuesto gobiernos comunales y territoriales paralelos; conformados en la mayoría integrantes del partido de gobierno, contrarios a la voluntad de las asambleas comunitarias y territoriales, esto socava el ejercicio del gobierno comunitario legítimo, operativiza la instrumentalización del proyecto de autonomía regional y polariza políticamente a las comunidades.

La negación de justicia por el Estado de Nicaragua ante las situaciones de violencia provocadas por las invasiones ilegales, obligó a comunidades a recurrir ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), quien otorgó medidas cautelares a 7 de 12 comunidades indígenas, las cuáles el Estado incumplió. Ante esta situación, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) ha otorgado medidas provisionales a 12 comunidades con medidas cautelares, que el Estado también ha incumplido.

Después de más de tres décadas de aprobado el proyecto de autonomía, conquista de las comunidades y pueblos de la Costa Caribe, estas poblaciones viven en pobreza extrema, con inseguridad alimentaria, con sus riquezas naturales saqueadas, sus instituciones autonómicas secuestradas y sin un horizonte creíble de construcción de sus propios sueños colectivos e históricos. Ante esta deplorable situación, nos solidarizamos con los pueblos de la Costa Caribe y asumimos sus demandas históricas e instamos a mantener la lucha cívica en alto, porque juntos lograremos una Nicaragua para todos, inclusiva, interétnica y multicultural.

Comparte en:

Publicaciones Recientes

Solidarios con la Unidad Sindical Magisterial

Un sector altamente expuesto por la falta de medidas por parte del régimen está siendo los miles de docentes y personal de apoyo del sistema de educación pública. Nicaragua es el único país del continente en no suspender las clases y fue uno de solo 3 países en el mundo de no haberlas suspendido. En […]

Sanciones personales son autoimpuestas por violaciones a derechos humanos

Las sanciones de hoy de los Estados Unidos a Julio César Avilés, jefe del Ejército y a Iván Acosta, Ministro de Hacienda y Crédito Público, constituyen un respaldo a la lucha de la ciudadanía nicaragüense por la democracia y el respeto a los derechos humanos. Son, en esa misma medida, un contundente golpe a la […]

Indefensión ciudadana

Una vez más denunciamos ante la comunidad internacional, a la Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Panamericana de la Salud (OPS) y organismos mundiales de Derechos Humanos la grave situación que está padeciendo el pueblo de Nicaragua. Una vez más denunciamos al régimen Ortega Murillo que sigue minimizando la pandemia, y sigue sin tomar […]