Nos unimos al regocijo nacional por la liberación de los presos y presas políticas injustamente encarcelados.

A 104 días del inicio de las negociaciones y a 76 de la firma del Acuerdo de liberación de presos políticos del 27 de marzo del 2019, hoy han sido liberados 56 presos y presas políticas gracias a la unidad y resistencia del pueblo nicaragüense y al apoyo incondicional de la comunidad internacional. Aún nos faltan 89 hermanos que antes del 18 de junio deben gozar de libertad plena.

También exigimos al régimen el cumplimiento del Acuerdo de derechos y garantías ciudadanas del 29 de marzo para asegurar que los liberados y los ciudadanos en general podamos ejercer nuestros derechos fundamentales, garantizados por nuestra Constitución Política.

Todos los procesos administrativos y judiciales deben cerrase para garantizar la libertad plena de los liberados y de los que fueron forzados a exiliarse.

Demandamos al régimen la firma e implementación del Protocolo de seguridad de los presos políticos y exiliados, que contempla la plena vigencia de sus derechos y garantías ciudadanas, la devolución de los bienes ocupados. Debe cesar el acoso e intimidación, así como las campañas de odio que promueve confrontación e intolerancia.

Aún tenemos el país por cárcel porque los derechos ciudadanos todavía se encuentran secuestrados, especialmente libertad de expresión, de reunión, de manifestación, de asociación y de movilización.

Fueron liberados los que nunca debieron estar secuestrados. Esto nos acerca más a buscar, por la vía pacífica y negociada, la solución integral de la grave crisis sociopolítica y que pasa por la libertad plena, la verdad, la reparación, no repetición, justicia y la celebración de elecciones libres, transparentes, observadas y anticipadas.

Dejenos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.