El día de hoy la Policía del régimen Ortega – Murillo violó el acuerdo suscrito el día de ayer 29 de marzo por los representantes del Gobierno con la Alianza Cívica titulado “Fortalecer los derechos y garantías ciudadanas”. En este acuerdo el punto 7 especifica el “…respeto a la reunión pacífica, que no afecte la libre circulación de personas y vehículos…”.

El día de hoy ciudadanos en pleno uso de sus derechos realizaron una reunión pacífica dentro de las instalaciones de Metrocentro (Managua), ante lo cual la Policía realizó un despliegue que asedió, reprimió y apresó a ciudadanos por ejercer sus derechos. Como parte de la represión un integrante del partido de Gobierno disparó a los manifestantes pacíficos, provocando al menos tres heridos. Igualmente protestantes pacíficos fueron víctimas de la agresión y la intimidación por parte de simpatizantes del partido de Gobierno en Galerías.

El régimen Ortega y Murillo ha puesto nuevamente en peligro el desarrollo de la Mesa de Negociación y la búsqueda de salidas pacíficas y constitucionales. El régimen pone en peligro a la ciudadanía incumpliendo su obligación de reconocer y proteger los derechos de las y los nicaragüenses.

Denunciamos y condenamos esta nueva represión, y el riesgo que el régimen impone a una solución pacífica y democrática ante la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018, provocando más de 500 asesinados, más de 700 presos políticos, decenas de miles de exiliados, y quiebre de la economía.

Exigimos al régimen y sus delegados el cumplimiento de los acuerdos y dar muestras reales de su disposición de solución a la crisis.

Dejenos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.