Nuestro equipo negociador está asumiendo el enorme y patriótico reto que la circunstancia le exige y reiteramos que el compromiso con los presos políticos estará presente en todo momento en este proceso. La libertad es de prioridad en la negociación.

El mandato para nuestros negociadores es claro, Nicaragua es primero, por lo que nuestra agenda para salir de la profunda crisis gira alrededor de tres temas fundamentales:

  1. Liberación de los presos políticos y el restablecimiento de las libertades, derechos y garantías, establecidos por la Constitución Política.
  2. Reformas electorales que garanticen unas elecciones justas, libres y transparentes.
  3. Justicia.

Confiamos que estamos a las puertas de iniciar una negociación incluyente, seria, franca e informada. Agradecemos el trabajo de la Iglesia Católica y estamos listos para poder iniciar esta nueva etapa con ellos.

Reconocemos y agradecemos la confianza de los nicaragüenses que apuestan por una Nicaragua con justicia y democracia.

Dejenos un comentario

doce − tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.