La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, rechaza la respuesta negativa de la Policía Nacional frente a la solicitud de la Unidad Nacional Azul y Blanco de marchar el domingo 25 de noviembre -Día internacional de la lucha por la no violencia contra las mujeres- ya que sus argumentos son falsos, amenazantes y arbitrarios.

Seguiremos encontrando los medios posibles para continuar movilizándonos pacíficamente tal y como lo hemos venido haciendo hasta hoy, procurando la seguridad de los y las manifestantes. Este domingo 25 no iremos a la calle por el asedio del régimen, pero seguiremos en resistencia.

Este intento de cierre de todo espacio de movilización pacífica por parte del régimen Ortega – Murillo evidencia el afán detener a los y las nicaragüenses en su lucha por democracia y justicia. Hoy estamos más convencidos y comprometidos con la exigencia de libertad de todas y todos los presos políticos y con el clamor de justicia por los crímenes perpetrados desde abril.

Con cada acto represor y arbitrario como el de hoy, este régimen evidencia que la única base de su sostenimiento es la represión y una negativa a encontrar una salida pacífica y dialogada a la crisis sociopolítica y de violación de Derechos Humanos que hoy afecta a todos y todas las nicaragüenses sin exclusión.

Dejenos un comentario

cuatro + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.