La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia expresa su más enérgica protesta al Régimen Ortega Murillo, por la nueva modalidad de represión: castigar a las empresas que se sumaron al Paro Nacional del pasado 23 de mayo. Respaldamos a las empresas afectadas por esta nueva represión en las medidas legales que interpongan, como instrumento que registre la violación a sus derechos constitucionales por parte de este régimen.

Hemos sido informados de múltiples acciones cometidas por instancias públicas, desde el cierre arbitrario y suspensión de licencias y concesiones, hasta el acoso directo y la amenaza.

De nuevo el régimen, predica lo que no hace. Pide suspensión de sanciones y al mismo tiempo sanciona a dueños de pequeños y medianos establecimientos e incluso grandes empresas, por el simple hecho de mostrar solidaridad con los presos políticos y sus familiares.

De nuevo el régimen demuestra su talante represivo y arbitrario, así como su desprecio por la libertad.

Join the discussion 1 comentario

  • Alfredo Alaniz Downing dice:

    Todo nicaragüense tiene derecho a ejercer libremente una actividad económica, sea individual o colectiva. Las medidas administrativas de cierre basadas en consideraciones políticas son inconstitucionales y deben ser recurridas de amparo.

Dejenos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.