La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia rechaza la sentencia de 216 años impuesta por el juez Edgard Altamirano a nuestro compañero de la mesa del Diálogo Nacional Medardo Mairena. La sentencia, leída a puertas cerradas, es una muestra de las profundas deficiencias y corrupción en el sistema de justicia en Nicaragua. El sistema de justicia ha sido utilizado como un instrumento para la criminalización de las protestas y por lo tanto dicha acción constituye un atropello más a los derechos de los nicaragüenses.

Rechazamos así mismo la condena impuesta a Pedro Mena de 210 años y a Orlando Icabalzeta a 159. El hecho que las sentencias sean mayores a las solicitadas por la fiscalía misma indican el grado de incongruencia de dicho proceso.

Este tipo de acciones sólo fortalece nuestro compromiso para lograr que en Nicaragua, en un día no muy lejano, impere la justicia y la paz para todos los nicaragüenses.

Dejenos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.