La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia saluda al pueblo trabajador en su día, este Primero de Mayo.

La Alianza Cívica deplora las expresiones del régimen en contra de la delegación de la Alianza por no hacer un llamado a la suspensión de sanciones. Ante esto reiteramos lo que reza la agenda de la negociación aprobada por su misma delegación:

Una vez logrados los acuerdos en la mesa de negociación, ésta realizará gestiones internacionales para la obtención de apoyos a la implementación de los mismos. En su momento, y de común acuerdo entre las partes, se hará un llamado a la comunidad internacional a suspender sanciones para facilitar el derecho al desarrollo humano, económico y social de Nicaragua, favoreciendo a los sectores más vulnerables de la población.”

El gobierno acepta negociar y ese es un paso en la dirección correcta, pero se equivoca al pensar que sin compromiso y voluntad evidente de cumplimiento, y un acuerdo integral que asuma con responsabilidad resolver la raíz del problema, va a modificar la posición de los países que le han impuesto sanciones a Nicaragua.  Es irrelevante emitir comunicados llamando a suspensión de sanciones sin base en hechos y compromisos reales. Por lo tanto, no habiendo logrado los acuerdos de los puntos de la agenda, ni mucho menos iniciada su implementación, y peor aun estando muy lejos el país de resolver las condiciones que provocaron dichas sanciones, la Alianza no ve la coyuntura actual como el momento apropiado para hacer tal llamado.

Reiteramos la voluntad de diálogo en la búsqueda de una solución pacífica a la crisis, que pase por la libertad plena, la verdad, la justicia y la celebración de elecciones libres, transparentes y anticipadas.

Dejenos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.