La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia reprueba las acusaciones infundadas de las cuales están siendo víctimas Byron José Corea Estrada, Christopher Nairobi Olivas Valdivia, Luis Arnulfo Hernández Quiroz, y Juan Pablo Alvarado Martínez, estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León); así como Yaritza Yudith Rostrán Mairena, Víctor Manuel Obando Valverde y Levis Josué Artola Rugama, de la UNAN-Managua.

La Policía de Daniel Ortega y Rosario Murillo presentó hoy a estos jóvenes públicamente como delincuentes, acusándolos desmesuradamente de los delitos de terrorismo, homicidio, secuestro y robo con intimidación, tras haberlos detenidos injusta y arbitrariamente el pasado sábado mientras marchaban pacíficamente por la ciudad de León.

Sabemos que la Policía Nacional ha perdido total credibilidad entre los nicaragüenses por estar parcializada a los intereses del régimen Ortega-Murillo antes y durante esta crisis, por lo que sus dictámenes como órgano investigador son incoherentes, inconsistentes y de total nulidad.

Condenamos una vez más el hecho que las autoridades orteguistas quieran criminalizar la protesta cívica y con ello someter a sus líderes.

Admiramos la valentía con que los estudiantes en defensa de sus derechos, han sostenido esta lucha por más de 4 meses.

Día 134
Siguiente entrada

Dejenos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.