El presupuesto estatal del 6% asignado a la Universidad Centroamericana (UCA) permite que miles de jóvenes puedan estudiar becados en esta casa de estudios, suprimir esta asignación, significa negarles este derecho. Históricamente los estudiantes de la UCA han jugado un rol crucial en la defensa del 6% para todas universidades. La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia condena esta amenaza que representa una nueva modalidad de criminalizar la protesta cívica y social y de penalizar a aquellos que no piensan igual.

Gracias al presupuesto estatal que la UCA recibe como parte de la asignación presupuestaria a las universidades que conforman el Consejo Nacional de Universidades (CNU) – según la Ley 89: “Ley de Autonomía de las Instituciones de la Educación Superior”, aprobada en abril de 1990- es posible que muchos jóvenes de distintas zonas del país tengan acceso a educación superior de calidad.

Anualmente en la UCA, a través del programa de becas, se beneficia cerca de 5 mil estudiantes que representan más del 50% de la población estudiantil de la UCA, quienes reciben distintos tipos de beca: excelencia académica, deportiva, cultural, interna para estudiantes de zonas remotas, ayuda económica, de aranceles, de apoyo a la academia y de iniciación científica.

De igual forma, la asignación presupuestaria permite mantener aranceles reducidos para el total de los estudiantes de la universidad. Adicionalmente gracias al presupuesto estatal, la UCA está en capacidad de realizar inversiones anuales en función de mejoras en la calidad académica, como laboratorios, equipos de cómputo, entre otros.

Este centro de estudios superiores rinde cuentas anualmente a la Contraloría General de la República. Los datos proporcionados por la UCA forman parte del informe anual de ejecución y rendición de cuentas que presenta al público el CNU. De igual forma, la UCA ha presentado sus informes de autoevaluación y seguimiento al Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CNEA).

Desde 1990, año en que se aprueba la Ley de Autonomía de las Instituciones de Educación Superior, a la fecha, la UCA ha graduado alrededor de 30 mil profesionales que se han beneficiado del aporte estatal. Estos jóvenes forman parte de la familia de miles de profesionales que la UCA ha formado y graduado desde su fundación en 1960.

La educación es la clave para una Nicaragua próspera con justica y democracia. No embarguemos más el futuro de las próximas generaciones. Actuemos con responsabilidad, cordura y mesura.

Dejenos un comentario

tres × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.